24/9/08

RAMON CALDUCH, CROONER CATALÁN DE LOS SESENTA


No todos los ‘crooners’ cantan el los casinos de las Vegas; en Catalunya Ramon Calduch (Montcada i Reixac 1925), fue tan popular como Sinatra porqué supo recrear el ambiente de los grandes cantantes y orquestas americanos y llevarlo a una sociedad que vivía a años luz de tanta voz glamorosa. En el espejismo de modernidad de los sesenta en España, Ramon Calduch, que ayer falleció en Barcelona a los 79 años, tiene un lugar de honor por méritos propios.
Como no podía ser de otra manera, Calduch, que debutó en 1948, se dio a conocer al gran público cantando en directo en programas de radio de los años cincuenta. Era la época de grandes ‘shows’ radiofónicos conducidos por locutores que fueron también muy populares como Salvador Escamilla, fallecido hace pocos meses. Allí actuaban artistas como Salomé, José Guardiola, el trompetista Rudy Ventura o el propio Calduch, y fue desde los escenarios del estudio Torevsky de Radio Barcelona o de las antiguas instalaciones de RNE en Passeig de Gracia, desde donde dio al salto a la fama. Y de allí a los festivales, que era lo más de la época: Benidorm, el mas europeo de Canción del Mediterráneo (que en el 65 ganaron Salomé y Raimon con Se’n va anar) e incluso el de Sanremo, el padre de todos los festivales, aclamaron la potente voz de Ramon Calduch y le lanzaron a la popularidad con temas como ‘Los gitanos’ y acertadas versiones de ‘Et maintenant’, ‘El viejo frac’, ‘La Muralla de Berlín’ o ‘Begin the beguine’.
Fueron aquellos años dorados que le llevaron por Sudamérica e Italia trabajando a menudo con Carmen Sevilla o Sara Montiel. Se había forjado un ‘corner’. No actuaría en El Caesar’s Palace, pero gracias a él miles de personas vivieron la ilusión de que nada les teníamos que envidiar a los americanos. Claro que un entoldado de fiestas patronales no era lo mismo que un casino de Nevada, pero la voz no desmerecía en nada y la entrega del público, tampoco.
Fruto del ambiente de apariencia cosmopolita que trajo el turismo y la ley Fraga, Ramon Calduch gravó en 1965 su primer disco en catalán con temas de, entre otros, Andreu Borrell, compositor del gran éxito de aquel disco, 'Amb una mirada', una canción hoy todavía recordada. Nueve años después, en los albores de la transición, el cantante gravó el disco ‘Catalunya triomfant’, con temas populares de marcado corte patriótico como ‘Les quatre barres’, que aún hoy está en circulación comercial. Su carrera artística dio entonces un giro radical. Se acabaron los festivales y Sudamérica. Entendió que en ese terreno ya no podía hacer más, los tiempos estaban cambiando, y se dedicó a cantar casi exclusivamente en catalán, formando incluso un trío con Rudy Ventura y José Guardiola durante los ochenta. Ramon Calduch no dejó de actuar hasta tener setenta años, cuando la enfermedad se lo impidió. En el año 2000 fue homenajeado por sus vecinos de Montcada, y es que el cantante forma parte del imaginario de un tiempo y de un país. Ramon Calduch será enterrado esta tarde en el cementerio de les Corts.

1 comentari:

"Tati-Pagès-Soulbizarre" ha dit...

Calduch, Guardiola, Ventura i Frank Dubé...dit curt i ras: Sinatra, Bennett, Davis i Jimmy Smith a la catalana, quina fila!
clavada!