16/2/16

Jaume Ferran i Camps, poeta de la generación de los 50

Carlos Barral y Jaime Gil de Biedma fueron la cara cosmopolita del llamado grupo catalán de la Generación de los 50. Alfonso Costafreda el poeta en el exilio, y Jaume Ferran i Camps el intelectual universitario en América. Quizás por ello fue menos conocido que sus coetáneos, aunque para los vecinos de Cervera, donde había nacido en 1928, siempre ha estado presente. Incluso el día de su muerte: Ferran i Camps falleció en Smyrna (estado de Georgia) el pasado 6 de febrero, día del Santísimo Misterio de Cervera, fiesta patronal de invierno de la capital de la Segarra que lo había nombrado hijo predilecto ya en 2001, y a la que el poeta nunca olvidó y siempre quiso volver.
Tras estudiar el bachillerato en Cervera, se licenció en derecho en la Universitat de Barcelona y se doctoró en la de Madrid. Allí conoció a Eugeni d'Ors y fue su colaborador. En 1960 emigró a los estados Unidos para impartir clases de literatura española en la Colgate University (1960-63) i en la Syracuse University (1963-1995). Allí se jubiló y dirigió el Centro de Estudios Hispánicos.
Junto a José Agustín Goytisolo, Carles Barral o Jaime Gil de Biedma formó parte de la Generación de los 50. Escribiendo mayoritariamente en castellano publicó los poemarios Desde la otra orilla (1952), Poemas del viajero (1953), Descubrimiento de América (1957), Canciones para Dulcinea (1959), Libro de Ondina (1964), Tarde de circo (1967), Memorial (1971), Mañana de parque (1972), La playa larga (1981), Libro de Alfonso (1983), Las alas del Fénice (1988), Historia natural (1989) o Crónica (1992). Es també autor de los libros de prosa Ángel en España (1960), Historias de mariposas (1966), Ángel en Colombia (1968), Ángel en USA (1971) y Ángel en la luna (1976).
En catalán fue autor de los libros Memòries de ponent (2001) premio Gaziel de biografías y memorias, y Diari de tardor (2008). También publicó antologías de poetas catalanes (Carner, Foix o Maragall), algunos de los cuales tradujo al castellano. Y tradujo a poetas anglosajones como Yeats o Pound. 
Jaume Ferran i Camps obtuvo los premios Ciutat de Barcelona (1954), Lazarillo (1967) y Lope de Vega, este último, per su obra docente en los Estados Unidos. Estaba vinculado a la North American Catalan Society.
Por haber mantenido siempre una estrecha vinculación con su ciudad natal, colaborando en tertulias y revistas locales, el paer de Cervera ha anunciado la próxima celebración de un homenaje popular.

3 comentaris:

Jaime Ferran ha dit...

Muchas gracias por este pequeno articulo sobre mi padre, Jaime Ferran; muy bien hecho y muy completo. El fallecio aqui donde yo vivo en las afueras de Atlanta, y me alegro que se le recuerde tanto en Cervera.

Gracias,
Jaime Maria Ferran

Jaime Ferran ha dit...
L'autor ha eliminat aquest comentari.
Rafael Vallbona ha dit...

Els que llegim recordem el teu pare allà on estem. Gràcies per les teves paraules.